Dr. Alfonso Vega. Neurocirujano Naval
Certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Neurológica A.C. No. 862.
| Más



drvegancx@gmail.com


 

 


HOSPITAL ÁNGELES ACOXPA
Consultorio 345
Calzada Acoxpa  # 430
Col. Ex Hacienda Coapa
C.P. 14308 México D. F.


Tel. 56783059




 


Hospital Medica Sur

Consultorio 619 Torre I

Puente de Piedra 150.

Col. Toriello  Guerra

C.P. 14050


Tel. 560649 33  


 




 

 



 

 

 
 
 
 

¿Qué es la Cirugía Mínimamente Invasiva?

 
La Cirugía  Mínimamente Invasiva surge como nueva alternativa terapéutica para el tratamiento de afecciones quirúrgicas compitiendo con la cirugía convencional, cuyo uso se ha reducido en un buen número de intervenciones. Estos desarrollos están produciendo importantes impactos tanto en centros hospitalarios como en cirujanos y pacientes.
 
La Cirugía Mínimamente Invasiva es un concepto global que enmarca hoy en día a casi todas las disciplinas médicas (cirugía torácica, cirugía pediátrica, ginecología, urología, traumatología, , neurocirugía, cirugía de columna, etc.)
 

 

¿ La cirugía de columna  se puede llevar a cabo con mínima invasión?

 
Si. Las técnicas mínimamente invasivas aplicadas a la cirugía de columna vertebral  se perfilan como el futuro de esta especialidad por el gran beneficio que supone para el paciente, es más segura, tiene menos complicaciones y conlleva un menor tiempo de recuperación.
 
Debido a que los nervios, las vértebras y los discos intervertebrales se encuentran localizados  en el interior del organismo, cualquier ruta para llegar a ellos, requiere movilizar el tejido muscular  sano que los rodea. En la cirugía abierta (tradicional) esto se realiza a través de grandes incisiones, lastimando las inserciones de los músculos para movilizarlos  y  condiciona dolor postoperatorio.
 

En la cirugía mínimamente invasiva a través de pequeñas incisiones en la piel, se utilizan retractores tubulares que se colocan mediante dilatadores secuenciales  a través de la fibras musculares sin dañar las inserciones de los mismos, lo que condiciona menor dolor postoperatorio al paciente, pronta recuperación, menor estancia hospitalaria y una reincorporación laboral rápida.


 

¿Qué tipo de padecimientos de la columna vertebral se pueden tratar con cirugía mínimamente invasiva?

 
En principio, cualquier enfermedad que afecta la columna vertebral  es susceptible de tratarse mediante estas técnicas mínimamente invasivas. El que pueda o no realizarse un caso en particular dependerá de las características del paciente y su enfermedad, pero sobre todo de la experiencia del cirujano y de la disponibilidad que tenga del instrumental quirúrgico adecuado (microscopio, endoscopio, neuromonitoreo, neuronavegador, retractores tubulares, etc.)
 
Dentro de las patologías más comunes tratadas con técnicas mínimamente invasivas se encuentran: la hernia de disco lumbar, hernia de disco cervical, el conducto lumbar o cervical estrecho, la espondilolistesis lumbar, fracturas vertebrales por osteoporosis, fracturas vertebrales traumáticas, escoliosis degenerativa del adulto e incluso algunos tumores.

¿Cómo es el postoperatorio?

 
En general el postoperatorio es más rápido que con las técnicas convencionales. El paciente puede incorporarse y deambular horas después de la cirugía y puede ser dado de alta entre 24 y 48 horas después del procedimiento. No se suelen colocar drenajes. Se recomienda una faja  lumbar de confort durante el primer mes. Las grapas o puntos se retiran entre los 10-14 días y el paciente sigue la rehabilitación de forma ambulatoria en caso de así requerirlo. El paciente puede volver a realizar una vida normal entre el mes y los tres meses en función de la patología.
 

¿Qué ventajas tiene la minima invasión sobre la cirugía de columna convencional?

 
Gracias al menor daño que se produce en los tejidos que rodean la columna vertebral (músculos y ligamentos) los beneficios potenciales de la Cirugía Mínimamente Invasiva son:
 
            1.- Menor sangrado durante la cirugía, lo cual disminuye los riesgos de una      transfusión sanguínea.
 

  • 2.- Menores complicaciones en la herida quirúrgica. Las heridas tienen diámetros menores por lo que cicatrizan rápidamente y rara vez presentan complicaciones. Además, es importante destacar el factor “estético” que conllevan estas mini incisiones.

 

  • 3.- Disminución del dolor postoperatorio fundamentalmente asociado al menor  trauma en los tejidos sanos.

 

  • 3.- Disminución del postoperatorio y estancia en el hospital. En consecuencia, se reducen de forma significativa los costos.

,
            4.- Pronta reincorporación laboral.